En Grupo MAS procuramos que el impacto de nuestras actividades sea mínimo en el entorno donde operamos. Es por eso que dentro de nuestro programa «Cero Desperdicios» hemos ido desarrollando en los últimos meses un proyecto piloto que vio la luz la pasada semana con la instalación de la primera Planta Fotovoltaica en la cubierta de uno de nuestros establecimientos CASH FRESH, ubicado en la localidad sevillana de Olivares.

Esta planta nos permitirá abastecer a la tienda de energía limpia y cubrir así un 30/35% de sus necesidades energéticas. La energía generada es de consumo directo del supermercado y su instalación es particularmente afín a nuestro modelo de negocio, pues nuestro mayor gasto energético se presenta en horario diurno. Podría suponer una reducción del consumo de unos 100.000 kWh anuales, lo que implica dejar de emitir más de 33T de CO2 a la atmósfera, el equivalente a haber plantado 1600 árboles en un año.

Las placas que se están instalando son: monocristalinas, autolimpiables y de alta eficiencia, con inversores de última generación para el máximo rendimiento de la energía generada.

Este proyecto, que se ha puesto en marcha con la instalación de esta primera planta, seguirá desarrollándose durante los próximos meses en otras tiendas y encaja a la perfección dentro de nuestra política de RSC y su programa Cero Desperdicios sumándose a otras iniciativas ya presentes en tiendas.